21069186599_02e3957bcc_k
21001509490_1a4004b75e_k
20468130411_e71b95677b_k
16912510780_23cc82af3f_b
16619820879_398ff8b495_k
16039021240_7b50f6658b_o
8805164356_68310746a9_k
5150268093_675bdd8d50_b
535983854_66fc95427f_b

Excursiones

– EXCURSIÓN A ESSAOUIRA :

Salida a las 8 de la mañana. Tras unas 3 horas, se llega al antiguo puerto de Mogador, construido por los portugueses en una península estrecha junto a una inmensa media luna de arena fina. Perfectamente cobijada por sus impresionantes murallas de construcción francesa del siglo XVIII, la ciudad es ampliamente peatonal y está dividida en diferentes barrios por su diseño en forma de cuadricula. Desde lo alto de la Skala se puede ver el colorido puerto pesquero, las fortalezas y los cañones españoles. Essaouira también es famoso por su refinada artesanía, especialmente objetos de madera (tuya) intercalados con madera de limonero, ébano, nácar o hilos de cobre o plata. Si te gusta el pescado, disfrutarás de una sabrosa comida en el puerto. Vuelta a la tarde a Marrakech.

– EXCURSIÓN A OUARZAZATE A TRAVÉS DE LAS MONTAÑAS DEL ALTO ATLAS ( 2.260 M ) :

Esta larga excursión nos conduce a través del Gran Atlas por una impresionante carretera montañosa que serpentea los pintorescos valles y atraviesa numerosos pueblos bereberes y vendedores de piedras semipreciosas hasta llegar a Tizi n’Tichka, el puerto de montaña más elevado del Atlas a 2.260 m. En el sur, más allá de estas impresionantes montañas, cubiertas de nieve desde noviembre a abril, emerge un paisaje semidesértico diferente, salpicado junto al río de camino a Ouarzazate, por kasbahs y pequeñas casas de barro y paja que contrastan claramente con los campos verde esmeralda de su alrededor. La visita a Ouarzazate, una ciudad militar moderna, construida por los franceses en los lindes del Sáhara, incluye la antigua residencia de Pacha El Glaui, la kasbah de Taourirt y Ait Benhadu, un antiguo pueblo pintoresco de montaña declarad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y famoso entre los directores de cine, y los estudios Atlas, que la convierten en una de las visitas más interesantes.

– EXCURSIÓN AL VALLE DE OURIKA :

A 30 km de Marrakech, se esconde entre los primeros contrafuertes del Atlas, un hermoso valle con pueblos de adobe colgados en la ladera de la montaña. En el pueblo de Tnine-de-Lóurica, el jardín del Azafrán es una plantación azafranera que se puede visitar. Un poco más lejos, los jardines bio aromáticos cultivan su 45 variedades de plantas aromáticas y medicinales que se pueden oler y degustar. El jardín de Timalizene, le ofrece también té bereber aromatizado con hierbas del jardín. En esta excursión recorreréis las montañas del Alto Atlas y veréis la forma de vida de sus habitantes. Al llegar a Ourika podréis pasear por el valle, comer en alguno de los restaurantes tradicionales y tiempo libre de dos horas para visitar las cascadas de Ourika. Si realizáis la excursión un lunes o un jueves tendréis la posibilidad de visitar uno de los mercados tradicionales de la zona, el lunes el de Ourika y el jueves el de Aghbalou y los martes y sábados también se podrán visitar los mercados de Asni o Tahanaout.Vuelta por la tarde a Marrakech.

– EXCURSIÓN A LAS CASCADAS OUZOUD :

Las caídas de agua más famosas de Marruecos merecen el trayecto de 150 km desde Marrakech. Pasado el pueblo de Ouzoud y sus numerosas tascas, el descenso comienza siguiendo un camino en buen estado y salpicado de olivos, antes de llegar al pie de las cascadas. Con una altura aproximada de 110 metros, sus aguas caen rebotando en los escalones y proyectan finas gota que forman un arco iris permanente. Aquí puede entregarse a los placeres del baño, observando el cortejo de los Macacos Rhesus (monos del Atlas). En esta visita podréis disfruta de la flora y la fauna local (es habitual encontrar pequeños monos) y comer en preciosos chiringuitos con vistas a los saltos de agua. Vuelta por la tarde a Marrakech.